Asociación Peruana de Prensa Cinematográfica

“The Long Way Home” de Alphan Eseli (Claudio Cordero)

10 septiembre 2013 admin 0 Comments

En la reciente 37 edición del Festival de Montreal, la APRECI estuvo representada por el colega Claudio Cordero que integró el Jurado FIPRESCI del certamen, y que decidió premiar a las películas “Westen” de Christian Schwochow (mejor filme de la competencia oficial) y “The Long Way Home” de Alphan Eseli (mejor opera prima). Aquí comenta una de las ganadoras.

Siete personas extraviadas en una geografía accidentada, alejados de la civilización, cercados por tropas extranjeras. Nada bueno puede salir de un escenario semejante, excepto una película de sobrevivencia.  El primer largometraje del turco Alphan Eseli se desarrolla en medio de los escombros de la Batalla de Sarikamis, trístemente célebre por sus catastróficas consecuencias para el extinto Imperio Otomano.

Los primeros personajes que divisamos en un grandioso paisaje invernal son una madre, su pequena hija y un hombre mayor encargado de protegerlas. Ellos se convertirán en el centro moral del relato, algo que se hace más evidente cuando se cruzan en el camino con tres soldados del ejército derrotado, quienes -como se descubre más adelante- están física y espiritualmente destruidos. El grupo de refugiados se completa con un matrimonio de campesinos oriundos de la zona. Todos ellos coinciden en una  villa abandonada, en un establo que es mudo testigo de la hambruna y el frío que padecen sus habitantes pasajeros. Así como ellos aguardan el momento oportuno para salir de su escondite sin morir en el intento, el director Eseli se toma el tiempo prudente para la tragedia caiga por su propio peso.

Se dice que las situaciones desesperadas exigen medidas desesperadas, pero este dicho no se aplica a la puesta en escena de The Long Way Home. De esta decisión mesurada parte todo su poder. El primer logro de la película es la verosimilitud de las escenas. Esto tiene que ver con la caracterización de los personajes; cada uno de ellos es único y misterioso a su manera. Eseli no solo evita los maniqueísimos, además intenta darle a los acontecimientos distintas perspectivas, por lo que es imposible reconocer a un protagonista absoluto. Y es que de alguna u otra forma, todos son víctimas de la guerra, nadie es inocente. La experiencia de cada uno de ellos es igual de valiosa, sin importar qué tan deseseperados se encuentren. Hablar de héroes o villanos carece de sentido.

Un personaje que hasta ahora no hemos mencionado, pero que es tan importante como cualquiera del resto, es la naturaleza. Los paisajes ciertamente son impresionantes pero los que buscan bonitas postales saldrán decepcionados. Es excepcional que un cineasta debutante haya captado el espacio en su dimensión más abstracta. Desde la comodidad de nuestras butacas, los espectadores nos sentimos pequeños y frágiles ante la geografía que se retrata. Así como es épica por el tamaño de sus encuadres, también es intimista cuando se lo propone y penetra en el alma de sus personajes a través de los primeros planos; sus heridas, sus cicatrices, sus miradas, adquieren un valor excepcional. El maestro David Lean estaría complacido con la sutileza de este espectáculo visual. Más recientemente, Peter Weir nos ofreció The Way Back (2010), otra memorable película de sobrevivencia en condiciones hostiles. The Long Way Home tiene muchos puntos en común con The Way Back pero su originalidad reside en su rechazo a la empatía. Aquí los acontecimientos están signados de antemano por la fatalidad, es imposible escapar de la guerra o encontrar el camino de vuelta a casa. Es algo terrible de presenciar pero es necesario hacerlo mientras la historia continúa repitiéndose en algún rincón olvidado del mundo.


El director turco Alphan Eseli flanqueado por los miembros del Jurado FIPRESCI del 37 Festival de Montreal, Pierre-Simon Gutman (Francia), Diego Brodersen (Argentina), Claudio Cordero (Perú), Lukasz Maciejewski (Polonia), Akiko Kobari (Japón) y Serge Abiaad (Canadá), que premió como mejor opera prima a “The Long Way Home”.

Previous Post

Next Post

Deja un comentario

Your email address will not be published / Required fields are marked *